Lo que nadie te dice cuando ya te independizaste. ¡10 tips para tener éxito sin gastar de más!

Por: Pamela Cuadros
@pame_cuadros

¿Crees que ya estás listo para independizarte? ¿Ya te llegó esa euforia por tener tus propias reglas, tus propios horarios, tus espacios?

Dejar de vivir con tus papás es un paso muy importante al cual, eventualmente, todos debemos -o deberíamos- llegar. Sin embargo ☝🏽, nadie te dice que antes del mes vas a querer regresar corriendo para encontrar comida calientita en la mesa o tu ropa ya limpia en la cama. ¡A todos nos pasa! Y no escribo esto para que te espantes y cambies de opinión, si no para que estés prevenido y con las herramientas necesarias para el cambio. 

Así que aquí te van 10 cosas que debes considerar antes de independizarte.

1. ¡Roomies!

Si bien no es un must, tener roomies o hommies definitivamente te facilitará la vida, además de que puede llegar a ser ¡súper divertido!

Ten en mente que deben tener hábitos de convivencia muy similares; por ejemplo, si tocas algún instrumento asegúrate que no le moleste el ruido, o si tienes TOC con el orden y la limpieza confirma que sea higiénico y ordenado. Hoy día hay apps que te pueden ayudar a encontrar al roomie perfecto mediante selección de intereses y hábitos. Yo he utilizado dadaroom y es bastante efectiva, tiene la opción de buscar u ofrecer casa. Sí te vas por esta opción, no olvides que es básico tener respeto mutuo.  

2. No te preocupes por los muebles

Al principio será frustrante ver tu nuevo hogar vacío, no te estreses, en realidad lo único que necesitas para empezar son 3 cosas: colchón, lavadora y refrigerador o frigobar. El colchón lo vas a traer de tu antiguo hogar, solo debes invertir en lavadora porque créeme, prefieres eso a gastar en lavanderías cada fin de semana; y el refrigerador puede ser pequeño, no necesitas comprar el que hace hielito o saca agua por la puerta ¡Estás empezando!

Lo demás poco a poco va comprándose y si tienes roomies, entre todos pueden ir llenando la casa.

3. Aprende a cocinar

Por el bien de tu peso y tu bolsillo ¡Aprende a cocinar! Cuando empecé a vivir sola no sabía hacer nada, de verdad nada. Y se me hacía muy fácil comprar cosas hechas o comer en la calle y eso solo ocasiono que ganará varios kilitos y que gastará de más innecesariamente. Vivía de Maruchan, sándwiches y atún, básicamente… 

Y es ese momento es cuando aprendes a valorar el refri lleno de casa de tus papás. Empieza con cosas sencillas y saludables como pollo asado, ensaladas, arroz y huevos. De cualquier manera, tu mamá o tu abuelita siempre estarán contentas de recibir llamadas tuyas preguntándoles como se hace tal o cual cosa.

4. Elige las marcas propias del super

La primera vez que vayas al super te vas a llevar un buen susto con lo que te puedes gastar y valorarás que al estar con tus papás solo abrías la alacena y ahí estaba todo lo que necesitabas.

También vas a empezar a comprar cosas de las que jamás te habías tenido que preocupar como utensilios de cocina o productos de limpieza. Te recomiendo mucho considerar las marcas propias del super como “Great Value” de Wal-Mart o “Kirkland” en Costco.

¿Sabes cuándo cuesta un detergente para ropa? 1.83 lts de detergente liquido de la marca MÁS conocida puede llegar a costar $80 pesos mientras que el genérico de 7 cuesta $109 pesos. La diferencia en costo es muchísima y la calidad es prácticamente la misma. Detergentes, jabones, suavizantes, limpiadores multiusos, blanqueador. Para todos estos productos opta por marcas genéricas mientras te estabilizas económicamente, después puedes cambiar por las que quieras.

5. Compra un purificador de agua

Además de estar ayudando al planeta, comprar un purificador de agua es un simple detalle que hace tu vida independiente más cómoda. Si vas a vivir en un edificio, agradecerás no tener que subir y bajar garrafones, o esperar hasta equis día de la semana que pasa el repartidor. Con esto también estarás ahorrando porque solo tendrás que estar invirtiendo en filtros cada 3-5 meses.

6. No acumules

Comúnmente al independizarnos optamos por rentar dado que aún no tenemos la estabilidad económica para formar un patrimonio, así que debes estar preparado para cambiar cuando sea necesario de hogar hasta encontrar el definitivo. Por tal motivo… ¡No acumules! Las mudanzas son una cosa muy molesta y agotadora entre menos cosas tengas es más fácil y rápido el cambio.

Utiliza mi regla de los 6 meses: Si no utilizaste algo en los últimos 6 meses, ya no lo vas a utilizar nunca. Así, cada 6 meses tendrás cosas listas para ser donadas a otra persona (siempre y cuando estén en buen estado), el beneficio será para ti y para la persona que las reciba.

7. Apóyate con organizadores para baño y cocina

En caso de que hayas decidido vivir con otras personas es importante establece reglas para los espacios comunes como sala, comedor, cocina y baño. Como ya lo habíamos mencionado debe existir un respeto por el espacio del otro y algo que nos ayuda son los organizadores: Cajitas, canastas, repisas… Los espacios en donde son más necesarios son en baño y cocina; en estas áreas se debe delimitar claramente que cosa es de quien para que no haya malentendidos. Además, de que tu casa siempre se verá ordenada y limpia.

8. Calendariza actividades

Ya sea que estés solo o con roomies, es importante que tengas un control en las nuevas actividades y responsabilidades que tendrás: Sacar la basura, hacer limpieza, hacer pagos, arreglos, compras… De nuevo, son cosas de las que antes no tenías que preocuparte y por lo tanto no estas acostumbrado a generarles un tiempo establecido. Es momento de tener una agenda dedicada a cuestiones de la casa o cualquier otra herramienta que prefieras para que no se te escape nada y puedas cumplir en tiempo y forma con tus nuevas responsabilidades.

9. Compra unas buenas bocinas

En tu nuevo hogar puede que no haya muebles, o puede que no tengas el refri lleno… Pero lo que no puede faltar es actitud. Asegúrate de despertarte con música, llegar del trabajo y tu canción favorita a todo volumen y los fines de semana ofrecer buena música a tus invitados -porque los vas a tener.  Que tu nuevo hogar este lleno de buena vibra.

10. Diviértete y conócete

Independizarte puede ser complejo, a veces querrás nunca haberlo hecho, te frustrarás, extrañaras, valorarás la casa de tus papás y dirás…

… pero vivir solo también te dará grandes cosas como libertar de establecer tus propios tiempos, personalizar tus espacios, generar nuevas costumbres; tu casa podrá ser el centro de reuniones y con ello ampliaras tu círculo de amigos. Cuando estés solo tendrás tiempo para ti, para conocerte, para consentirte.

¡Vivir solo en definitiva te hace crecer! 

Así que sin miedo, solo prepárate para los cambios y las nuevas responsabilidades y derechos que eso conlleva.  

-Ingeniera Industrial y de Sistemas-

Viviendo sola hace más de 7 meses en Bentonville, Arkansas.

Un comentario en “Lo que nadie te dice cuando ya te independizaste. ¡10 tips para tener éxito sin gastar de más!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.